El Atlético de Madrid jugará la novena final europea de su historia

IÑAKI CANO

  • Tres en la Recopa, tres en la Copa de Europa y tres en la Copa de la UEFA.
  • El conjunto colchonero ha ganado cuatro y ha perdido otras cuatro.

Diego Costa, delantero del Atlético de Madrid.

El Atlético de Madrid, después de eliminar al Arsenal, vuelve a otra final europea. Será su novena. Antes, ganó cuatro y perdió otras cuatro. Ahora serán tres en la Copa de Europa, tres en la Recopa y tres en la Copa de la UEFA.

La Champions es, evidentemente, la espina clavada. El recuerdo del estadio Heysel de Bruselas, el día 17 mayo de 1974, no se borrará nunca de la mente de los atléticos. Aquel gol de Luis Aragonés en la prórroga, en el minuto 113, hizo pensar a todos que la Copa de Europa por fin iba a ser del Atlético de Madrid. Un sueño que se hizo añicos a solo un minuto del final.

Schwarzenbeck tiró desde el ‘Atonium’ y Reina no pudo detener aquel maldito disparo que obligó a jugarse un siguiente partido de desempate el 17 de mayo, que destrozó al equipo que entrenaba el argentino Juan Carlos Lorenzo. Müller, Höenness, Beckenbauer, Breitner y compañía golearon 4-0 a un Atlético de Madrid completamente desmoralizado desde el minuto 119 del choque anterior. Fue la primera bofetada que le dio la Champions League al Atlético de Madrid, que recibió otros dos ‘tortazos’ más dolorosos a manos de su eterno rival.

El Real Madrid le ganó en Lisboa y en Milán. El 24 de mayo del 2014 en el estadio de La Luz lisboeta, el Atlético de Madrid estuvo de nuevo cerca de alcanzar la gloria hasta que el gol de Sergio Ramos en el minuto 93 anuló la ventaja del tanto que marcó Godín en la primera parte. Después la prórroga volvió a destrozar a los atléticos.

La tercera final de la Copa de Europa la perdió el Atlético de Madrid en Milán el 28 de mayo 2016 y de nuevo contra el Real Madrid. Si en la final de Lisboa los blancos empataron en el último minuto, en San Siro la igualada se mantuvo hasta la tanda de penaltis, que perdieron en el último lanzamiento de Cristiano Ronaldo. Todavía más doloroso.

En 1962 el Atlético de Madrid consiguió la primera Recopa. Eso sí, como prediciendo su futuro europeo, con mucho sufrimiento. Aquella final de la Recopa se comenzó a jugar en Glasgow y se acabó en Stuttgart el 5 de septiembre de 1962. En el Hampdem Park, el Atlético de Madrid empató 1-1 con la Fiorentina. Por aquellos años había encuentro de desempate, que en este caso se disputó en el Neckerstadium y en ese 5 de septiembre, Jones, Mendoça y Peiró marcaron los goles que llevaron la Recopa de campeones de Copa a las vitrinas rojiblancas.

No fue igual la final de la temporada 1962/63 que se jugó en Rotterdam. En aquel mayo del 63 el Tottenham goleó 5-1 al Atlético de Madrid. Tras superar el disgusto de la Copa de Europa contra el Bayern el Atlético de Madrid jugó otra final de la Recopa, el 2 de mayo de 1986 en Lyon. Una ciudad que volverá a verles jugar otra final y que los atléticos esperan que no sea como aquella que perdieron 3-0 contra un equipazo. El Dinamo de Kiev le dio una auténtica lección de fútbol. Blokhin, Belanov, Rats y sus compañeros les bailaron.

Sin embargo los aficionados comenzaron de nuevo a creer en su equipo cuando de la mano de Quique Sánchez Flores y con los 2 goles de Forlán tumbaron al Fulham el 12 de mayo del 2010 en Hamburgo ganando la primera de las dos UEFA Europa Legue que lucen en sus vitrinas.

En Bucarest el 9 de mayo del 2012 el Atlético de Madrid, ya con Simeone, conquistó su segunda UEFA Europa League goleando 3-0 al Athletic Club con los dos tantos de Falcao y otro gol de Diego. El próximo 16 de mayo en Lyon, el Atlético de Madrid jugará su novena final europea e intentarán deshacer el empate de cuatro triunfos y cuatro derrotas.

Previous post
Simeone, la leyenda
Next post
El Atlético gana al Arsenal y pasa a la final de la Europa League

No Comment

Leave a reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

*

Back
SHARE

El Atlético de Madrid jugará la novena final europea de su historia