El mes de abril empeoró los datos laborales del año anterior: menos ocupados y un recorte inferior del paro

HÉCTOR M. GARRIDO

  • Los 176.373 nuevos ocupados suponen el segundo mejor dato en un mes de abril pero la hostelería aporta la mitad del crecimiento de la ocupación.
  • “Hay claros síntomas de desgaste y de desaceleración”, dicen los expertos laborales.

Camarero

Más ocupación y menos parados en abril. Podría resultar un agradable titular para ser optimistas con el mercado laboral español, pero la buena cara de los datos se afea al compararlos con el mismo mes del año pasado. Sí, se han sumado más empleos, pero 40.000 menos que en abril de 2017. Y sí, se ha recortado el paro, pero también en 40.000 personas menos.

La Seguridad Social ganó el mes pasado 176.373 afiliados y deja la cifra total de cotizantes en 18.678.461. Se trata del segundo mejor dato en este mes de toda la serie histórica, según destaca este viernes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La cola del paro, por otro lado, se reduce en 86.683 personas y dibuja un país con 3.335.868 desempleados, la menor cifra desde enero de 2009.

Podría pensarse que la Semana Santa cayó en marzo y que la ocupación de abril no se ha beneficiado de este período vacacional, como sí ocurrió en 2017. Pero lo cierto es que marzo tampoco mejoró las cifras del año anterior.

La desaceleración en la creación de empleo se hace patente para todos los actores laborales del país. “Hay claros síntomas de desgaste y de desaceleración”, aseguran desde Asempleo, la patronal de las agencias temporales, que pide otro modelo que favorezca el aumento de la ocupación “antes de que el viento de cola deje de empujar a la creación de empleo”.

Hostelería y estacionalidad, los grandes motores laborales

Mientras tanto, esos vientos empujan gracias al empleo vinculado al turismo. Más de la mitad del saldo positivo de la ocupación se debe a la hostelería, que aportó 73.314 nuevos afiliados de los 158.064 que gana el Régimen General de la Seguridad Social. El comercio aporta otros 10.941 nuevos ocupados, las actividades administrativas hasta 12.897 y la construcción —el sector que más crece en ocupación en los últimos 12 meses— suma 12.933 empleos más.

La gran preocupación del mercado laboral en España es su extrema estacionalidad debido al modelo económico que lo sustenta. Los grandes volúmenes de empleo se localizan en temporadas vacacionales y se destruyen al finalizar estas. Y esto es lo que ha sucedido en abril.

Solo el día 2, la primera jornada laboral tras la Semana Santa, se destruyeron 327.072 empleos en las oficinas del antiguo INEM. Una cifra altísima de bajas diarias. Por ponerlo en contexto: el pasado 1 de septiembre, recién terminado el agosto vacacional, se registraron 215.603 bajas. Cien mil menos.

El Gobierno prefiere ser optimista y fija su vista en los contratos indefinidos. “Se ha dado su mayor registro en un mes de abril de toda la serie histórica”, ha presumido Juan Pablo Riesgo, secretario de Estado de Empleo. Los 189.671 acuerdos indefinidos sellados en abril suponen de hecho un 25,2% que hace un año y ese crecimiento triplica el de las contrataciones temporales. “Aumenta la calidad de empleo”, ha subrayado la ministra Báñez en las redes sociales.

El resto de contratos registrados en abril son temporales. Y suponen 1.582.886 acuerdos, un 89,3% de todos los llegados a las ventanillas de Empleo. La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó a cierre de marzo en el 56,5%, cifra 1,6 puntos superior a la de un año antes (54,9%) pero inferior en 1,7 puntos a la del pasado mes de febrero (58,2%).

Los otros datos laborales de abril

  • Récord de ocupación femenina. El número de afiliadas supera las 8.665.000 mujeres, un récord histórico, después de sumar 82.762 nuevas cotizantes femeninas en abril. El desempleo, en cambio, disminuyó principalmente entre los hombres (55.160 parados menos) que entre las mujeres (31.523 menos).
  • El paro baja en todas las autonomías. Especialmente en Baleares, con un descenso del 15,09%, seguido por Cantabria (4,78%) y Extremadura (4,40%). En Cataluña se rebajó un 3,04%, en Madrid un 2,49%, en Andalucía un 2,88% y en la Comunidad Valenciana apenas un 0.87%.


Previous post
Agricultura y ganadería son las actividades primarias que más contaminan el agua según la FAO
Next post
El 'dieselgate' llega a la cúpula de VW con la imputación de su expresidente

No Comment

Leave a reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

*

Back
SHARE

El mes de abril empeoró los datos laborales del año anterior: menos ocupados y un recorte inferior del paro