Estafan 4.680 euros a dos turistas en Gran Canaria mediante el timo de la tablet

EUROPA PRESS

  • La Guardia Civil del Puesto Principal de Puerto Rico-Mogán, en Gran Canaria, ha detenido a dos personas de 27 y 29 años, de nacionalidad extranjera y con antecedentes policiales, por estafar 4.680 euros a dos turistas mediante el timo de la tablet.

Tablet, dispositivo móvil, tele, streaming, on demand, TV

Este timo consiste en la posible adquisición de un producto muy por debajo de su valor, convenciendo al cliente de la necesidad de la instalación o actualización de un software previo. Luego se queda con el cliente para hacer entrega del producto justo el día anterior al que tiene pensado regresar a su país.

De este modo, los timadores consiguen que cuando el cliente se percata de los cobros no autorizados y realizados de modo fraudulento, se encuentre ya en su país y no presente denuncia ante las autoridades españolas. Las víctimas son personas extranjeras de la tercera edad.

La primera actuación comenzó el pasado 17 de febrero, cuando un turista escandinavo denunció en el Aeropuerto de Gran Canaria que unos minutos antes de coger su vuelo de regreso a Suecia se percató de que le habían cobrado de manera fraudulenta 1.980 euros por parte de un comercio de electrónica de la localidad de Puerto Rico.

El denunciante informó a la Guardia Civil que había adquirido el día antes de regresar a su país un dispositivo tipo tablet a un precio muy reducido (70 euros) en una tienda, donde posteriormente le ofrecieron hacerse socio de un supuesto acceso a un portal wifi (ítem inventado) por el que debía abonar 5 euros mensuales, cuando en realidad le cobraron los 1.980 euros sin su autorización.

Mientras el cobro de los 70 euros se realizó mediante una tarjeta de débito, los presuntos autores convencieron a la víctima de que el abono de los 5 euros por el acceso al portal wifi debía hacerse obligatoriamente a través de una tarjeta de crédito.

Una vez que se realizó el pago con dicha tarjeta, que por norma general suelen ser con código PIN, los autores utilizaron técnicas de despiste con la víctima tales como ofrecerle alguna bebida, souvenirs o algún producto electrónico de marca desconocida gratis mientras realizaban los cobros de las cantidades defraudadas.

Practicadas las investigaciones pertinentes, se pudo determinar el lugar exacto donde se produjeron los hechos y la identificación del propietario y beneficiario de la transacción económica, procediéndose a realizar una inspección del establecimiento y a la detención del dueño del local, una vez se culminaron las gestiones.

SEGUNDA ACTUACIÓN.

La segunda actuación se inició el pasado 27 de febrero, cuando un turista de nacionalidad inglesa regresó de su país con el único objeto de denunciar la presunta comisión de un delito de estafa cometido entre los días 15 de febrero -cuando compró la tablet- y el 18 de febrero, fecha en la que acudió al comercio a recoger el dispositivo supuestamente actualizado, sito en la localidad de Puerto Rico.

Tras comprar dicho producto a un precio reducido, le cargaron en su cuenta la cantidad de 2.700 euros sin su consentimiento en concepto de la instalación de un software para el cambio de idioma del dispositivo, el cual tenía un precio de 5 euros, deteniendo por ello a la persona de iniciales G.A. como presunto autor de otro delito de estafa.

Se da la circunstancia de que la venta se realizó en un comercio distinto al que se produjo el cobro fraudulento, que sí coincide en este caso con el de la primera actuación.

Ambos detenidos pasaron a disposición del correspondiente Juzgado, en funciones de guardia, de la localidad de Maspalomas.

En caso de pagar con tarjeta de crédito/débito, la Guardia Civil aconseja firmar la tarjeta en el espacio habilitado para ello en su parte posterior; nunca anotar el número PIN y memorizarlo; denunciar inmediatamente la pérdida o robo de la tarjeta y comunicarlo tan pronto como sea posible a la correspondiente entidad financiera.

Verificar siempre los comprobantes o facturas que se realicen con la tarjeta; comprobar que la cantidad de dinero coincida con el precio del montante de la compra; cotejar y vigilar regularmente el estado de la cuenta y las cantidades de las compras; no prestar la tarjeta a nadie, pues algunos de los usos inapropiados de tarjetas pueden deberse al uso inapropiado de familiares o amigos.

Previous post
Una encuesta decide que el nuevo integrante canino de la Unipol se llame 'Teno'
Next post
El Cabildo de La Palma trabaja en la correcta gestión de sus residuos

No Comment

Leave a reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

*

Back
SHARE

Estafan 4.680 euros a dos turistas en Gran Canaria mediante el timo de la tablet