'La impòrtancia de ser Frank', una comedia mediterránea en el Teatre Nacional de Catalunya

MÉLINA ZAFIROPOULOS

  • La adaptación consiste en modernizar la obra original y darle un toque mediterráneo.
  • El hilo conductor de la pieza corresponde al diario de un personaje en el que escribe sus recuerdos.

Compañia TNC.

La importancia de llamarse Ernesto, obra maestra del dramaturgo Oscar Wilde, es retomada por David Selvas y Cristina Genebat para el Teatre Nacional de Catalunya, bajo el nombre de ‘La importància de ser Frank’.

La adaptación tiene como objetivo deshacerse de esta pátina inglesa, de las réplicas brillantes que Wilde inculcó a la obra en los años 1890. La compañia ha ofrecido una rueda de prensa este jueves en la que el director, David Selvas, ha declarado que la obra era “una adaptación fiel y a la vez libre“. “Cuando empezamos a trabajar la traducción teníamos muy claro que queríamos una versión del 2018” ha añadido Selvas.

El hilo conductor de la obra corresponde al diario de Cecily Cardew (Paula Jornet), que escribe para recordar e inventar sus propias historias. “Hemos pensado estirar de este hilo y poner canciones en el diario, para recordar de manera diferente” ha explicado Selvas. Asímismo, la obra se convierte en una verdadera fábula en la que los personajes interpretan 7 temas originales escritos para esta adaptación.

“Nos hemos basado mucho en referentes como Wes Anderson, ‘La La Land’... historias que tienen una cierta mecánica” ha declarado el director. Es una comedia que trata de la libertad y de cómo, a través del Arte, se puede explotar esta libertad. “Yo creo que la obra es un canto a la inteligencia, a la belleza, al amor. Es una fiesta de la vida” ha añadido Selvas.

Por otra parte, el director y los actores han subrayado “decidimos que no nos haríamos los ingleses, que fracasaríamos si lo hiciéramos”. Por lo tanto, ‘La impòrtancia de ser Frank’ tiene un toque mediterráneo en el que “los personajes se tocan” y “quieren follar” según David Selvas.

Según la traductora, Cristina Genebat, el poder de la obra reside en el hecho de que “ha quedado un equilibrio perfecto“. “Los personajes hablan como se habla hoy, sin teléfonos móviles, pero siguen siendo los personajes de Wilde” ha concluido Genebat.

Previous post
Joan Queralt & The Seasicks se submergeixen en les aigües de l'electrònica
Next post
Treinta años del día que cambió la historia del Barça: el regreso de Johan Cruyff

No Comment

Leave a reply

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

*

*

Back
SHARE

'La impòrtancia de ser Frank', una comedia mediterránea en el Teatre Nacional de Catalunya